El próximo 30 de marzo luchará por convertirse en la primera jefa de Estado de Eslovaquia, en una segunda y definitiva vuelta. Tendrá como rival al veterano político Maros Sefcovic, hasta ahora vicepresidente de la Comisión Europea, y que ha logrado el 18,7 % de los sufragios.

Sin experiencia política pero con un fuerte compromiso contra la corrupción. Así es Suzana Caputová, la ganadora de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Eslovaquia. La abogada, comprometida también con el medio ambiente ha conseguido más de un 40% de respaldo.

“La sociedad ha mandado un mensaje: quiere cambio”, ha dicho en su primera reacción Caputová, quien a finales de 2017 participó en la creación de “Progresivni Slovensko”, una hasta ahora minoritaria formación liberal y progresista, que enarbola un ideario de lucha contra la corrupción y el abuso de poder.