El ministro del Interior reconoce que la célula yihadista que mató a 16 personas en un doble atentado en Cataluña a mediados de agosto evadió los controles policiales destinados a detectar posibles amenazas

 -El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha reunido con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, para tratar las medidas de refuerzo de la seguridad aplicadas en el actual nivel 4 de alerta antiterrorista.

En esta reunión, Zoido ha trasladado al presidente de la FEMP la importancia de la implicación de las Juntas Locales de Seguridad y de las policías locales en las medidas de seguridad antiterrorista. Concretamente, el ministro del Interior ha pedido “un esfuerzo en las reuniones de las Juntas Locales de Seguridad tanto para identificar y definir los espacios públicos que requieran un refuerzo con medidas pasivas de seguridad o una mayor presencia de operativos policiales, como para detectar posibles focos de radicalización”.

Otro de los puntos tratados en la reunión, celebrada en el Ministerio del Interior, ha consistido en la revisión de los Planes generales de Seguridad, así como la elaboración de Planes parciales de Seguridad para zonas o eventos especiales. Como ya adelantó el ministro del Interior tras la reunión de la Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista, las medidas de refuerzo de la seguridad recogidas en el actual nivel de alerta comprendían el refuerzo de los dispositivos de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva de personas -con especial énfasis en zonas turísticas- y una intensificación de la prevención en potenciales objetivos de ataques terroristas.

En este sentido, Juan Ignacio Zoido ha destacado que la Secretaría de Estado de Seguridad ultima una instrucción técnica que definirá la coordinación con las Policías Locales en el marco de sus competencias, y ha subrayado que “todos los efectivos de seguridad deben conocer perfectamente de qué manera deben reaccionar y actuar tanto para prevenir posibles atentados como para responder ante ellos”.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, preguntado si las autoridades deberían haberse dado cuenta de la actividad sospechosa en la casa de Alcanar, Zoido dijo que la célula había logrado evadir algunos controles, como la adquisición de material para fabricar bombas, incluidas 120 bombonas de butano.

“Es verdad que estos controles existen. Aquí ha podido a lo mejor faltar un control, y lo que tendremos que hacer es determinar de qué manera podemos evitar que esto vuelva a suceder”, dijo el ministro a la Cadena Cope este mismo lunes.

Según informa reuters, Zoido defendió a los Mossos y a la Policía Nacional tras las acusaciones de falta de comunicación entre ellos, que llevaron a que las causas reales de la explosión se conocieran cuando se estaba cometiendo el atentado de Barcelona, añadiendo  pero que se iba a llevar a cabo un “análisis muy minucioso” para determinar si había habido algún error.