05-07-2015Bread_Yemen

foto: PNUD

El coordinador humanitario de la ONU (OCHA) en Yemen, expresó hoy profunda preocupación por los informes provenientes de Adén, que dan cuenta de ataques recientes a decenas de personas, muchas de ellas civiles, cuando trataban de huir a zonas más seguras.

Los datos indican que esa población estuvo atrapada durante varias semanas en Adén, sin acceso a agua, comida ni atención médica.

Johannes Van Der Klaauw indicó en un comunicado que en las últimas seis semanas la gente en Adén ha soportado dificultades extremas y debería tener garantías para movilizarse a áreas seguras y recurrir a asistencia.

El coordinador de ayuda humanitaria de Naciones Unidas en Yemen llamó a todas las partes del conflicto a permitir un paso seguro a los civiles y a respetar sus obligaciones de proteger a esa población según lo establecen las leyes humanitarias.

Del mismo modo, Van Der Klaauw, pidió acceso rápido, seguro y predecible a la población, y reiteró el pedido de una tregua humanitaria para permitir a los civiles escapar de zonas en conflicto, así como a las agencias humanitarias a proveer asistencia vital.

La violencia contra civiles y trabajadores humanitarios, así como los ataques a hospitales y otras infraestructuras civiles, debe detenerse inmediatamente, exhortó el alto funcionario de OCHA.

La escalada del conflicto en Yemen ha dejado más de 1.400 muertos y casi 6.000 heridos, muchos de ellos civiles, a causa de los bombardeos aéreos y los enfrentamientos en tierra.