El jefe de la segunda economía mundial celebró por segunda vez una cumbre dedicada a las Nuevas Rutas de la Seda, una iniciativa dirigida a construir infraestructuras en países en desarrollo que las necesitan con urgencia en Asia, Europa y África.

 – El segundo Foro para la Cooperación Internacional Cinturón y Ruta de la Seda ha arrancado este viernes con un discurso del presidente de China, Xi Jinping, en el que el mandatario expuso beneficios esperados del ambicioso proyecto, ofreció garantías para su correcta implementación y abrió las puertas para que más países se sumen a él.

“La iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda no es un club exclusivo“, aseguró el presidente de la nación asiática ante 37 líderes mundiales en Pekín, donde mantendrán reuniones hasta el sábado para discutir los detalles de este proyecto de infraestructura global.

Xi intentó responder  a las críticas contra su iniciativa de las Nuevas Rutas de la Seda proponiendo proyectos “verdes”, financieramente viables y sin corrupción. “Debemos insistir en los conceptos de apertura, desarrollo verde e integridad moral” de la iniciativa, dijo Xi, quien garantizó “transparencia”, “combatir la corrupción con tolerancia cero” e “instar a todas las empresas participantes a que cumplan con los estándares internacionales”.

La iniciativa, que busca conectar Asia, Europa y África como lo hizo la Ruta de la Seda siglos atrás, se ha visto rodeada de controversia en relación con la posibilidad de que China la utilice para cargar de deuda a los países miembro y aumentar su poderío mundial. Lanzado en 2013, el proyecto involucra inversiones en más de 150 países en Europa, Asia, Oriente Medio, América Latina y África.