Por su reposicionamiento de precios y la decisión de no renovar los derechos del fútbol

– Los ingresos totales de Vodafone España en su último año fiscal, del 1 de abril de 2018 al 31 de marzo de 2019, se situaron en 4.688 millones de euros, un 5,5% menos que el ejercicio anterior.

Por su parte, los ingresos por servicio alcanzaron los 4.275 millones, un 6,4% menos que en el anterior en términos orgánicos (un 5,3% excluyendo el impacto de las tarifas de terminación móvil). En el último trimestre, cayeron un 8,9% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 1.014 millones.

La compañía ha señalado que esta caída se debe principalmente al reposicionamiento de precios del pasado mes de mayo, “orientado a ganar en competitividad”, y a la decisión de no renovar los derechos del fútbol por su falta de rentabilidad, “debida a la asimetría de las condiciones regulatorias del negocio mayorista de contenidos premium. Ambas decisiones llevaron en los trimestres siguientes a una fuerte batalla comercial que se reflejó en agresivos descuentos promocionales en todo el sector”.

Desde Vodafone han explicado que las iniciativas lanzadas por la compañía tras el abandono del fútbol han permitido “limitar la pérdida” de clientes en el conjunto del año fiscal -con bajas netas “ligeramente” por encima de las 100.000 en contrato de telefonía móvil y banda ancha fija, y 50.000 en televisión- “e incluso aumentar” el número de clientes de fibra (+141.000).

El margen de Ebitda sobre ingresos alcanzó en el segundo semestre del año un 23,7%, frente al 22,4% del semestre anterior. En relación con el mismo periodo del año anterior, el margen se redujo en 3,4 puntos porcentuales.

El descenso del Ebitda se debió a la reducción del ARPU (Average Revenue Per User, promedio de ingresos por usuario) y a una menor base de clientes, así como a mayores costes comerciales relacionados con la “fuerte batalla promocional”. Los costes de contenidos “se redujeron modestamente” en el ejercicio “por compromisos adquiridos hasta final de la temporada en curso, pero caerán de forma sustancial en el año que acaba de comenzar”.

A nivel global, la operadora registró una pérdida atribuida de 8.020 millones por la venta de Vodafone India tras completar la fusión con Idea Cellular.