Los dos líderes se reunirán este jueves, 25 de abril, en la ciudad rusa Vladivostok. La primera cumbre entre el presidente ruso y el líder norcoreano se centrará en la discusión del “arreglo del problema nuclear en la península coreana” a través de medios políticos y diplomáticos, según el comunicado del Kremlin.

El tren del líder norcoreano, Kim Jong-un, cruzó este miércoles la frontera con Rusia; el convoy de Kim atravesó el río Tumen, que sirve como frontera entre ambos países, desde la localidad norcoreana de Sonbong (noreste del país) y arribó a la ciudad rusa de Jasán, de acuerdo con versiones de medios rusos recogidas por la agencia surcoreana Yonhap. De ahí, Kim se desplazará hasta Vladivostok, a unos 200 kilómetros de la frontera.

Estaba previsto, según medios rusos, que en Jasán se celebre una ceremonia de bienvenida para Kim, antes de que el tren prosiga su recorrido de varias horas hasta Vladivostok.

Se da por hecho que la cumbre del jueves se celebrará en la Universidad del Extremo Oriente de la ciudad, puesto que el equipo de protocolo de Kim ha sido visto en los últimos días en el campus, donde se han colgado banderas de ambos países.