Al menos un muerto y 35 heridos dejaron en Bolivia violentos choques registrados este miércoles en distintas ciudades

Contemporáneamente, en La Paz, varios líderes opositores intentaban llevar en persona una carta de renuncia al presidente Evo Morales, por el supuesto fraude a su favor en las recientes elecciones generales.

En Cochabamba, Limbert Guzmán, de 20 años, murió en un hospital tras sufrir graves heridas durante los enfrentamientos. Es la tercera persona que fallece producto de la imparable ola de violencia que sacude al país sudamericano desde el 20 de octubre.

De acuerdo con las últimas informaciones, al menos 35 personas se encuentran heridas, muchas de ellas de gravedad, en esta ciudad, donde ambos bandos se pelearon con piedras, palos y petardos, e incluso estudiantes lanzaron cohetes con bazucas artesanales.

En tanto, en el vecino poblado de Vinto, en manos del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), la alcaldía fue quemada por opositores y su alcaldesa, Patricia Arce, fue arrastrada por la calle, donde la rociaron pintura y le cortaron el pelo. La alcaldesa fue rescatada por la policía.