La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llamó nuevamente este miércoles a todos los actores políticos en Venezuela a que retomen las negociaciones para alcanzar una solución a la crisis política y económica del país y para “devolver la esperanza a la población”.

En una sesión informativa del Consejo de Derechos Humanos, Michelle Bachelet recordó que 2020 será un año electoral en Venezuela y afirmó que “es crucial garantizar las libertades públicas que son fundamentales para crear las condiciones necesarias para unas elecciones libres, imparciales, creíbles, transparentes y pacíficas”.

A este respecto, dijo que su Oficina “ha seguido documentando actos y casos de restricción de libertades públicas, limitando el espacio cívico-democrático”.

Al abordar la situación económica y social de la población, la Alta Comisionada afirmó que sigue afectando los derechos de la población y detalló que, pese a que en los últimos meses ha habido una mejoría del abastecimiento de alimentos, “tan sólo una minoría de la población con acceso a divisas puede cubrir regularmente los altos precios de los alimentos debido a la hiperinflación y la dolarización de facto de la economía”.

Bachelet reiteró su preocupación por los niveles de violencia “que en los últimos meses también alcanzaron a líderes políticos locales, como lo ilustran los asesinatos del ex concejal opositor Edmundo “Pipo” Rada Angulo y del ex gobernador oficialista Johny Yáñez Rangel”.

Agregó que de agosto a la fecha su Oficina ha documentado alegaciones de presuntas ejecuciones extrajudiciales “por miembros de las Fuerzas de Acciones Especiales, principalmente en contra de jóvenes varones, en el contexto de operativos de seguridad en barrios marginales”.

Sobre los migrantes, la Alta Comisionada refirió que 4,7 millones de venezolanos habrían abandonado el país y que las proyecciones indican que esa cifra llegaría a 6,5 millones para fines de 2020.

Me preocupa el incremento de la migración irregular debido, por una parte, a los mayores requisitos de ingreso a algunos países de tránsito y destino, pero también, por las dificultades que las personas venezolanas están enfrentando en obtener su documentación de viaje”, acotó.