Los ministros de Justicia y Seguridad de la Unión Europea, reunidos este jueves de forma extraordinaria para analizar la situación tras los atentados de Bruselas, se han comprometido a proponer medidas concretas en junio para mejorar la conexión entre las bases de datos y el intercambio de información, incluida la de inteligencia, para combatir el terrorismo yihadista.

“Compartir inteligencia, compartir investigación, la interoperabilidad de las bases de datos de los diferentes Estados es absolutamente indispensable para poder actuar con eficacia y derrotar a los terrorista”, ha defendido el ministro español de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, al término del encuentro.

Se han producido en los últimos meses dos atentados de extrema gravedad en París y en Bruselas y, sin embargo, “no hemos implementado en concreto ninguna medida a nivel comunitario”, ha subrayado Fernández Díaz. “Hemos de adaptar la velocidad de respuesta de la UE a la velocidad que nos imponen los terroristas porque su ritmo condiciona la vida, la libertad y la seguridad de los ciudadanos”, ha indicado, asegurando que entre los Veintiocho ahora existe “absoluta unanimidad en cuanto a necesidad de pasar de las palabras a los hechos”.

En este sentido, ha reconocido que “compartir inteligencia no es fácil” y que los países son “reacios” a poner en común este tipo de información, que puede incluir datos como desplazamientos sospechosos de un individuo, porque “nunca se sabe quién va a ser el último destinatario”. Para lograr avanzar en este sentido, ha subrayado, “la confianza y la profesionalidad son vitales”.