La segunda ola de calor intenso que se registra en lo que va de verano en Europa elevará los termómetros de países como Francia, Alemania o Países Bajos hasta los 42 ºC, unas temperaturas récord nunca antes registradas en estos países, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Este nuevo episodio de calor coincide con un periodo más normal y se corresponde con la “canícula veraniega”, que tiene lugar entre el 15 de julio y el 15 de agosto y que es estadísticamente el periodo más caluroso del año. Sin embargo, se espera que el viernes comience un descenso paulatino de las temperaturas y unos días más tarde se regrese a los registros habituales para esta época en el continente conforme la borrasca que llegue a la Península Ibérica se traslade al oeste y “refresque” la atmósfera.