Tras 50 años de ausencia, Uruguay vuelve al Consejo de Seguridad de las NaVicecanciller-Uruguayciones Unidas como miembro no permanente. El país sudamericano había formado parte en en el período 1965-1966.

El viceministro de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela Gómez, estuvo presente este jueves en la Asamblea General y agradeció a la comunidad internacional el respaldo ofrecido a la candidatura uruguaya. El diplomático recordó que más de 40.000 soldados uruguayos han participado en las operaciones de paz de la ONU y que el 75% de sus militares tienen al menos una experiencia en este tipo de misiones. Además, añadió que esos números, para un Estado de sólo tres millones de habitantes, demuestran el serio compromiso del país con esa causa.

Cancela Gómez aseguró que Uruguay trabajará desde el Consejo por lograr una mayor efectividad de las misiones de mantenimiento de la paz. Por otro lado, esbozó la labor general de su país en el órgano: “Uruguay hará un gran esfuerzo por la vigencia estricta del derecho internacional y por la búsqueda de la solución pacífica de los conflictos. Indudablemente vivimos en un momento muy complejo. Un mundo cuyo signo parece ser la inestabilidad. Uruguay, modestamente, desde su lugar, no escatimará esfuerzos en hacer su aporte para esta causa”, dijo.

Además de Uruguay, ocuparán asientos no permanentes a partir de enero en el Consejo: Senegal, Japón, Egipto y Ucrania.  Estos cuatro países ya fueron miembros no permanentes del Consejo anteriormente y son liderados en esta experiencia por Japón, que lo ha hecho en diez ocasiones.

Para poder ocupar esa posición durante dos años, un país debe obtener la aprobación de dos tercios de los Estados miembros presentes en la sesión de la Asamblea General, por lo que se requieren como mínimo 129 votos. Uruguay fue electo con 185 votos.