El plan de la nueva presidenta de la Comisión Europea plantea reducir las emisiones “al menos” un 50 % hasta 2030 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha desvelado este miércoles las principales medidas del Plan Verde que pretende convertir en el proyecto más ambicioso de su mandato y que busca allanar el camino para que la Unión Europea alcance la neutralidad climática en 2050, con medidas como un objetivo de reducción de emisiones para 2030 “al menos” del 50 % respecto a 1990, aunque se apunta al 55 %, y la movilización de 100.000 millones de euros para apoyar a los países miembros en su tránsito hacia la descarbonización.

A falta de concretar las medidas -reducción de emisiones, economía circular, inversiones verdes…- y la financiación, el Pacto Verde Europeo debe incluir las propuestas legislativas, los instrumentos financieros y las estrategias de actuación en los diferentes sectores, todo ello recogido en un calendario. “Es nuestra nueva estrategia de crecimiento. Por un lado, se trata de reducir las emisiones; por otro, de crear empleos e impulsar la innovación”, ha resumido Von der Leyen.

El pilar fundamental del pacto será una “ley climática” que la nueva presidenta de la Comisión Europea ya anunció en la apertura de la Cumbre del Clima de Madrid y que debe convertir a Europa en el primer continente neutral desde el punto de vista de las emisiones, es decir, que no emitirá más gases de efecto invernadero a la atmósfera de los que puede absorber. Está previsto que se presente en marzo de 2020 y debe inscribir en la perspectiva climática todas las iniciativas comunitarias.