UPyD ha presentado hoy una segunda denuncia en un juzgado de Barcelona contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por desobediencia y prevaricación al celebrar la consulta pese a su suspensión. En su escrito, el partido liderado por Rosa Díez, ha pedido a la Fiscalía que paralice el denominado “proceso participativo” y detenga a sus autores.

La denuncia se extiende también contra Irene Rigau, consejera de Educación del Govern, y Ramón Espadaler, responsable de Interior. UPyD actúa también en su escrito contra “todos” los “cómplices, cooperadores necesarios, encubridores y coautores” del proceso de este 9 de noviembre.

En la denuncia, se solicita también al ministerio público que suspenda el proceso participativo, ordene a las Fuerzas de Seguridad del Estado que procedan al “desalojo y cierre” de los centros de votación habilitados “con el uso proporcional de la fuerza si fuera menester en caso de resistencia” y detenga a los autores y cooperadores necesarios de esta consulta.