La Unión Interparlamentaria formuló una serie de denuncias y recomendaciones referidas a los casos de violaciones de derechos de más de 300 diputados de partidos opositores en 19 países. 

En Venezuela, la UIP sigue supervisando estrechamente las acusaciones de violaciones de los derechos humanos que afectan a 134 parlamentarios de la coalición de partidos de la oposición con el telón de fondo de las elecciones parlamentarias previstas para el 6 de diciembre. 

Según las pruebas de que dispone, casi todos los parlamentarios han sido “objeto de ataques, amenazas, acoso o intimidación de otro tipo por parte de partidarios del Gobierno”.  La Unión Interparlamentaria concluye que “las restricciones vigentes y el marco institucional que rige las elecciones de diciembre parecen socavar gravemente la igualdad de condiciones necesarias para que se produzcan unas elecciones libres y justas”.