Con uno de los láser más avanzados de Andalucía

La unidad de otorrinolaringología del Hospital Vithas Sevilla cuenta con uno de los equipos láser más avanzados de Andalucía que permite la resección, vaporización y hemostasia de los tejidos con una mínima respuesta inflamatoria.

La incorporación de este novedoso láser CO2 ha supuesto un avance en el tratamiento de patologías que, anteriormente, necesitaban procedimientos abiertos, invasivos, con alta tasa de complicaciones y estancias hospitalarias prolongadas como la patología oncológica faringolaríngea.

Además, “permite el abordaje sin necesidad de incisiones externas y, en muchas ocasiones, sin llegar a realizar una traqueotomía en tumores malignos de la faringolaringe”, explica el Dr. Jesús Miguélez Rodríguez, uno de los dos directores de la unidad de otorrinolaringología de Vithas Sevilla.

Otra de las principales ventajas es que, “al tratarse de una técnica mínimamente invasiva, los riesgos y efectos secundarios se reducen de forma considerable”, añade el Dr. Ismael Rando, otro de los directores de la unidad de otorrinolaringología del hospital, quien añade además que “se trata de un procedimiento seguro y eficaz”.

Entre las patologías que pueden tratarse con esta técnica, se incluyen: angiomas, extirpación de tumores benignos, nódulos, pólipos, quistes, parálisis en cuerdas vocales o patología del ronquido, entre otras. Además, el láser permite actuar en lesiones benignas del conducto auditivo, drenaje de líquido en oído medio y patologías de la vía lagrimal.

La unidad de otorrinolaringología del Hospital Vithas Sevilla cuenta con un equipo de profesionales con amplia experiencia en esta técnica. Además, dispone de la última tecnología para ofrecer al paciente otros procedimientos seguros y eficaces para patologías de cabeza y cuello como cirugía maxilo-facial o neurocirugía, entre otras.

“En nuestra unidad atendemos todo tipo de patología otorrinolaringológica, incluyendo patología oncológica, reconstructiva y funcional”, afirman los directores del servicio, con especial dedicación al área pediátrica, siendo referencia en el diagnóstico y tratamiento de la pérdida de audición infantil y en los diversos tipos de enfermedades del oído en la edad pediátrica, que precisen o no de tratamiento quirúrgico.

Además, esta unidad cuenta con gabinetes específicos para el diagnóstico de enfermedades de la voz, de los problemas auditivos y del vértigo, que junto a otros servicios hospitalarios como radiodiagnóstico o neurofisiología, facilitan el correcto manejo de dichas enfermedades. “La colaboración con el servicio de Daño Cerebral ha permitido una amplia experiencia en el manejo de trastornos funcionales de la deglución, el habla o la respiración”, explica el Dr. Miguélez.

Este servicio abarca el tratamiento de cualquier patología nasosinusal como pueden ser sinusitis, pólipos o tumores. Actualmente, “la unidad se encuentra inmersa en el desarrollo de dos unidades específicas adscritas a neurotología, una de implantes de oído y otra de tratamiento médico-quirúrgico de la parálisis facial”, afirma el Dr. Rando.