Junto con la OPS, prevé suministrar 2.000 millones de dosis a 92 países durante 2021, con el apoyo de grandes empresas aéreas y marítimas

UNICEF será la encargada de negociar y gestionar el transporte de las dosis a los países que pertenecen a la iniciativa COVAX, el plan liderado por la OMS para la distribución equitativa de vacunas contra el coronavirus. UNICEF tiene amplia experiencia en el manejo de cadenas de frío indispensables para acabar con la pandemia.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia inició conversaciones con más de 350 organizaciones de logística a nivel mundial, incluidas aerolíneas y proveedores de transporte de mercancías, para acelerar los planes de entrega de posibles vacunas COVID-19 a 92 países, informó la agencia este lunes.

UNICEF, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), ya han informado a las principales aerolíneas del mundo sobre los requisitos de capacidad esperados. También ha tratado sobre las formas de transportar cerca de dos mil millones de dosis de vacunas en 2021.  A esto, se le suman los mil millones de jeringas que deben enviarse a través de medios marítimos.

“A medida que continúa el trabajo para desarrollar vacunas COVID-19, UNICEF está intensificando sus esfuerzos con aerolíneas, operadores de carga, líneas navieras y otras asociaciones logísticas para entregar vacunas que salvan vidas de la manera más rápida y segura posible”, expresó Etleva Kadilli, directora de la división de suministro de UNICEF, el exportador de vacunas más grande del mundo.

Según la experta, esa colaboración invaluable contribuirá en gran medida a garantizar que exista suficiente capacidad de transporte para la operación histórica y gigantesca.

“Necesitamos todas las manos a la obra mientras nos preparamos para entregar las inmunizaciones, las jeringas y más equipo de protección personal para los trabajadores de primera línea en todo el mundo. Al protegerlos, en última instancia estamos protegiendo a los millones de niños que dependen de sus servicios fundamentales”, dijo.

Una experiencia reconocida

Como el mayor comprador individual de vacunas del mundo, UNICEF normalmente adquiere más de 2000 millones de dosis al año para la inmunización de rutina y la respuesta a brotes en nombre de casi 100 países. Esta experiencia incomparable incluye la coordinación de miles de envíos con diversos requisitos de la cadena de frío, lo que convierte a la agencia en una experta en la gestión de la cadena de suministro de productos con temperatura controlada, que es especialmente necesaria durante el proceso histórico de la presente pandemia.

Para minimizar las interrupciones de los programas de inmunización de rutina debido a las operaciones relacionadas con las vacunas y jeringas COVID-19, UNICEF y sus socios continuarán coordinando estrechamente con los operadores logísticos para la entrega oportuna en todo el mundo de otro tipo de dosis.

“El apoyo de los gobiernos, los socios y el sector privado será fundamental para transportar vacunas para enfermedades mortales como el sarampión, la difteria y el tétanos, así como para el COVID-19, de la manera más eficiente posible”, dijo Kadilli.

El mes pasado, UNICEF inició un proceso de almacenamiento de más de mil millones de jeringas para 2021 a fin de garantizar el suministro inicial y la posición previa antes de las vacunas COVID-19.