El Fondo de la ONU para la Infancia ha pedido que se libere a los niños que están en centros de detención por todo el mundo y en grave riesgo de contraer coronavirus.

Cientos de miles de niños están actualmente detenidos, “muchos en espacios pequeños y atestados sin un acceso adecuado a nutrición, cuidados médicos e higiene”, unas condiciones que son “muy propensas para que se propague el COVID-19”, dice la directora ejecutiva de UNICEF en un comunicado.

Henrietta Fore recuerda que los niños detenidos ahora también son más vulnerables al “abandono, los abusos y la violencia de género”

“En todo el mundo, hay niños en el sistema de justicia juvenil, incluyendo los que están a la espera de juicio, detenidos en centros de inmigración, retenidos debido a conflictos armados o de seguridad nacional, o que viven detenidos junto a sus padres. Estos niños y aquellos que estén en riesgo de contraer el virus deben ser liberados”, dice.

UNICEF pide a los Gobiernos que liberen a todos los niños que puedan volver con sus padres, otros familiares u otros cuidadores. También piden una “moratoria inmediata” de la admisión de más niños en centros de detención.