Es el mayor llamamiento de fondos de su historia – Niños en países como Siria, Yemen, y la República Democrática del Congo no pueden acceder a servicios que ayudan a prevenir y responder al abuso, la negligencia, la explotación, el trauma y la violencia. 

 – El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) ha hecho un llamamiento humanitario de 3900 millones de dólares para asistir a 41 millones de niños afectados por conflictos o desastres naturales que carecen de los servicios esenciales de protección.

Unos 6,6 millones de niños en Yemen, 5,5 millones en Siria y 4 millones en la República Democrática del Congo no pueden acceder a los servicios de protección a la infancia entre los cuales se encuentran todas las medidas destinadas a prevenir y responder al abuso, la negligencia, la explotación, el trauma y la violencia.

Los organismos humanitarios se encuentran limitados para proteger a los niños debido a la falta de financiación y a la inseguridad. En la República Democrática del Congo, por ejemplo, UNICEF solo recibió una tercera parte de los 21 millones de dólares necesarios para los programas de protección de la infancia en 2018, mientras que en Siria aún no se ha logrado reunir ni una quinta parte de los fondos para ayudar a los menores.

La crisis de Venezuela, entre la lista de llamamientos

La crisis de Venezuela hace parte por primera vez del llamamiento humanitario anual general de UNICEF.  La agencia necesita un poco más de 69 millones de dólares para ayudar a los pequeños venezolanos en tránsito hacia Perú, Brasil, Ecuador y Colombia.

Los países de América Latina y el Caribe acogen al menos a 2,4 millones de refugiados y migrantes venezolanos. Los altos e impredecibles flujos migratorios están llevando al límite las capacidades de los países receptores y aumentando en las comunidades de acogida la demanda de unos servicios y estructuras que ya están gravemente limitadas.

De acuerdo con el informe, unos tres millones de personas han abandonado el país en los últimos años y la mayoría se queda en los países cercanos y se necesita financiación para apoyar su integración, ofrecerles servicios sociales básicos y también prestarles asistencia a lo largo del camino.