El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) llamó hoy a la comunidad internacional a reunir 3.300 millones de dólares para brindar asistencia de emergencia este año a unos 48 millones de niños que viven atrapados en conflictos y otras crisis humanitarias en 48 países.

Cada vez más, la guerra, los desastres naturales y el cambio climático expulsan a los niños de sus hogares y los exponen a la violencia, las enfermedades y la explotación, alertó UNICEF.
La agencia indicó que los menores de países como Siria, Yemen, Iraq, Sudán del Sur y Nigeria afrontan un futuro incierto y observan cotidianamente la destrucción de sus hogares, escuelas y comunidades
Según los datos de esa agencia, casi uno de cada cuatro de los niños del mundo vive en un país afectado por conflictos o desastres.

La portavoz de UNICEF en Nueva York, Nawja Mekki, detalló en entrevista con Noticias ONU cómo se utilizarán los recursos solicitados.
“Nuestras prioridades este año son dar a casi 19 millones de personas agua potable, brindar a más de 9 millones de niños educación formal y no formal y darle vacunas contra el sarampión a más de 8 millones de niños. Son prioridades humanitarias para los niños más vulnerables del mundo en este momento”, dijo.

De los fondos requeridos, UNICEF asignará 1.400 millones de dólares a los niños y familias sirias, tanto dentro de su país como en las naciones vecinas donde han buscado refugio.