UNICEF y Microsoft han anunciado la expansión de una plataforma global de aprendizaje en internet para ayudar a que los niños y jóvenes afectados por el COVID-19 puedan continuar con su educación en casa.

El “pasaporte de aprendizaje” comenzó como una iniciativa para niños refugiados, pero ahora se está expandiendo rápidamente.

Según las cifras de la UNESCO, más de 1500 millones de estudiantes en 190 países se están viendo afectados por el cierre de las escuelas.

Esta plataforma se estrenará en Kosovo, Timor-Leste y Ucrania.  La plataforma, específica para cada país, incluye una versión digitalizada del currículo educativo y los libros de texto además de contenido adicional.