Los 28 países refrendan este viernes el nacimiento del nuevo pilar en una cumbre extraordinaria que se celebra en la ciudad sueca de Gotemburgo, donde participan 25 jefes de Estado y de Gobierno, con la notable ausencia de Angela Merkel, inmersa en las negociaciones para crear un nuevo Gobierno en Alemania.

 – Una lista de 20 derechos sociales cuyo cumplimiento sea prioritario para la Unión Europea y todos sus países miembros. Ésa es la vía elegida por los líderes europeos para tratar de acercar de nuevo la UE a sus ciudadanos y luchar así contra los movimientos populistas y euroescépticos que renacen con fuerza en todos los países de la UE.

Derechos como el de igualdad de acceso al trabajo, condiciones laborales y salarios justos, igualdad de oportunidades laborales para hombre y mujeres, ayudas al desempleo y formación continua aparecen en esa nueva carta europea que busca recuperar los valores fundacionales de la UE y garantizar lo que ha sido durante mucho tiempo su seña de identidad: los Estados del bienestar más desarrollados del mundo.

Las recientes elecciones en Alemania, Austria y República Checa, en las que partidos populistas han logrado buenos resultados, han mostrado que los ciudadanos han perdido confianza en los gobiernos en la Unión Europea.

La decisión británica de abandonar la UE fue una llamada de atención para el bloque y lo hizo reflexionar sobre el futuro, incluido un mayor énfasis en las políticas sociales.