20th Century Fox, Panasonic Corporation y Samsung Electronics han anunciado una nueva alianza para crear una plataforma abierta y gratuita que ofrecerá contenidos en alto rango dinámico (HDR) a través de un programa de certificación denominado provisionalmente HDR10+.

Juntas, las tres compañías formarán una entidad certificadora que comenzará a emitir licencias de HDR10+ en enero de 2018. La entidad certificará los metadatos para todo tipo de compañías de contenidos, fabricantes de televisores en ultra alta definición (UHD o 4K), reproductores/ grabadores Blu-ray y decodificadores, así como proveedores SoC (system on chip), libre de royalties y con solo un cargo de gestión.

“La unión de estos tres líderes en contenidos de entretenimiento y hardware para el hogar es perfecta para llevar el HDR10+ a los hogares de los consumidores en todo el mundo”, afirma Jongsuk Chu, vicepresidente senior de la división Visual Display de Samsung Electronics. “Tenemos el compromiso de incorporar en nuestros televisores la última tecnología, y estamos seguros de que el HDR10+ proporcionará contenidos premium y mejorará la forma en la que disfrutamos de los programas de televisión y de las películas en nuestras casas”.

HDR10+ es una tecnología puntera, construida sobre los beneficios aportados por los televisores HDR, que ofrece la mejor experiencia visual posible para los televisores de última generación. Ofrece una calidad de imagen sin precedentes en todas las pantallas, con un nivel de brillo, color y contraste optimizado automáticamente para cada escena. En versiones anteriores, el ajuste de tonos estático se aplicaba a una mejora fija en toda la pieza de contenido. Con el ajuste de tonos dinámico de HDR10+, cada escena se mejora individualmente logrando una calidad de imagen sin precedentes. Esta nueva experiencia visual mejorada permitirá a los usuarios ver imágenes que se corresponden fielmente con la intención de los creadores cinematográficos favoreciendo especialmente las imágenes más oscuras y más luminosas, cuya representación en los televisores era más complicada de conseguir hasta ahora.