Al exmandatario se le acusa por presuntos delitos de cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias, en el caso conocido como “Sobornos 2012-2016”.