Un tribunal de Birmania (Myanmar) ha condenado este lunes a siete años de prisión a dos periodistas birmanos de la agencia Reuters acusados de vulnerar la Ley de Secretos Oficinales mientras investigaban una matanza de musulmanes rohinyás.

Los reporteros Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron detenidos la noche del pasado 12 de diciembre tras reunirse con dos policías que, según los acusados, les entregaron documentos supuestamente confidenciales.

Desde entonces, ambos han estado detenidos sin fianza y han comparecido una treintena de veces ante el tribunal, que inició la instrucción el pasado 9 de enero y presentó los cargos formalmente el 9 de julio.

“No tengo miedo. Creo en la justicia. No he hecho nada malo”, dijo Wa Lone tras escuchar el veredicto y ante los sollozos de sus familiares. “Es un gran paso atrás en la transición hacia la democracia de Birmania, es incompatible con el estado de derecho y la libertad de expresión”, añadió el director general de Reuters, Stephen J. Adler, en un comunicado.

Los reporteros investigaban el asesinato de una decena de rohinyás descubiertos en una fosa común en la aldea Inn Din en el estado Rakáin (oeste), masacre por la que siete soldados birmanos fueron más tarde condenados a diez años de prisión.

“Es un mensaje claro a los periodistas de Birmania: mantened la boca cerrada”, dijo a la prensa tras el fallo el abogado de la defensa, Khin Maung Zaw.

“Es muy decepcionante. Es malo para nuestro país, Birmania, para la democracia, la justicia y la libertad de expresión”, añadió. “Nadie puede alegrarse de esta decisión, solo aquellas fuerzas que están en contra de la democracia y la libertad de expresión”, insistió el letrado, que anunció que recurrirán el veredicto.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha pedido la liberación de los dos periodistas y abogado por la libertad de prensa, llamamiento al que se han sumado la Unión Europea, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y varias organizaciones internacionales. Todos ellos han calificado la sentencia de atentado contra la libertad de expresión.