Un todoterreno ligero de color blanco arrolló a varios viandantes en una concurrida calle cercana a la estación de tren Flinders Street, en el centro comercial de la urbe, mediada la tarde.

Las autoridades australianas detuvieron a dos sospechosos tras el atropello de al menos 15 personas, entre ellas un niño, que caminaban por una vía peatonal en la ciudad australiana de Melbourne. La Policía ha anunciado que el conductor ha actuado deliberadamente.