Al menos siete personas han muerto y unas 260 están recibiendo asistencia médica en hospitales de Tirana y Durres tras el terremoto de una magnitud de 6,4 en la escala de Richter que ha sacudido este martes Albania y ya ha tenido varias réplicas importantes, según han informado las autoridades.

Según el Instituto de Geociencias albanés, el seísmo ocurrió a las 03.54 hora local, y su epicentro se localizó en el mar Adriático, 10 kilómetros al norte de la ciudad de Durres, y 40 al oeste de Tirana, con una profundidad de 38 kilómetros.

Muchos edificios se han derrumbado y los habitantes de las ciudades afectadas han salido en pánico a la calle.

La primera fallecida hallada fue una mujer que quedó sepultada al derrumbarse un edificio en la ciudad costera de Durres, la más afectada por el terremoto.