El Servicio de Alertas por Tsunami del Pacífico ha indicado que “no hay amenaza de tsunami”.