Cerca de las 19.05 hora local del viernes, se registró una intermitencia en el servicio eléctrico durante varios segundos que terminó en algunas comunidades con un apagón definitivo de la luz.

Venezuela registra desde hace años apagones que se han vuelto más frecuentes al punto de que el 7 de marzo se produjo una falla masiva que mantuvo al país prácticamente en la oscuridad hasta que el Gobierno pudo controlarlo cinco días después. Maduro responsabilizó entonces directamente a Estados Unidos y a la oposición venezolana del “sabotaje”, afirmando, además, que había habido ataques “electromagnéticos” contra el sistema eléctrico.

Luego, cuando ocurrió el apagón del 25 de marzo, el chavismo volvió a denunciar sabotaje y aseguró que el Guri sufrió un ataque con fusil de larga distancia.

Ahora, Maduro vincula los apagones con “ataques” contra la hidroeléctrica de Guri (estado Bolívar, sur), que genera 80% de la energía que consume el país. Acusa por ello a Estados Unidos y la oposición.

Sin embargo, la oposición venezolana ha responsabilizado al Gobierno de Maduro de los fallos en el sistema, asegurando que la ineptitud y la mala gestión de los millonarios recursos destinados al sector eléctrico fueron las causas reales del corte.

En tanto, el jefe parlamentario opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, liderará este sábado una protesta nacional por los apagones.