Un palestino ha muerto y 175 han resultado heridos -163 por balas de acero recubiertas de caucho y 12 por munición real- en el tercer viernes de protestas en la Franja de Gaza junto a la frontera con Israel.

El fallecido, de 28 años, recibió un impacto de munición real en el abdomen mientras participaba en una de las marchas en el este de Gaza, junto a la valla que delimita la frontera con Israel, ha informado el Ministerio de Sanidad de Gaza.

En total, más de 700 personas han recibido asistencia médica, incluidos 14 trabajadores sanitarios de un hospital de campaña de Jan Younes donde han caído gases lacrimógenos, ha comunicado la citada fuente.

Miles de palestinos – 10.000 según el Ejército israelí – se han acercado a los cinco puntos de protesta junto a la frontera por tercer viernes consecutivo y un grupo de ellos se ha aproximado a la valla de seguridad y ha cortado parte de la alambrada.