Un juez ecuatoriano ha dictado prisión preventiva contra el diputado Yofre Poma, el prefecto de la provincia de Sucumbíos, Amado Chávez, y otras siete personas más por su participación en las protestas contra el Gobierno, en concreto por un presunto delito de paralización de un servicio público.

La fiscal general del Estado, Diana Salazar Méndez, ha formulado cargos contra este grupo y el juez David Jacho ha atendido la petición de que los nueve acusados pasen a prisión preventiva, al tiempo que a decretado el bloqueo de sus cuentas bancarias y la prohibición de vender activos.

Además de Poma, aliado del expresidente Rafael Correa, y Chávez, también están implicados en este caso director de Comunicación del Gobierno regional de Sucumbíos, la presidenta de la Asociación de Empleados Públicos de la provincia, un concejal un dirigente y otras tres personas más cuyos cargos no han trascendido.