Un acorazado estadounidense cruzó este miércoles (14.10.2020) el estrecho de Taiwán, dijo la Armada de Estados Unidos, arriesgándose a provocar el enojo de China, que reclama la soberanía sobre la vía marítima. Pekín considera que el paso de embarcaciones extranjeras por el estrecho es una violación de su soberanía.