La más reciente ofensiva del grupo Ansar Allah en la gobernación de Marib durante el último mes ha producido un brusco giro en la situación de Yemen y pone en peligro a millones de civiles especialmente cuando los combates amenazan con llegar a los campos de desplazados internos, afirmó este jueves ante el Consejo de Seguridad el enviado especial del Secretario General de la ONU para el país árabe, Martin Griffiths.

El diplomático británico destacó que la ambición por conseguir ganancias territoriales por la fuerza amenaza todas las perspectivas del proceso de paz y no hace más que empeorar la situación humanitaria.

“Se vislumbra la amenaza de la hambruna. Un gran número de funcionarios no está recibiendo sus salarios. La insuficiente entrada de barcos de combustible que entran en el puerto de Hudaydah, junto con los obstáculos a la distribución nacional, han provocado una grave escasez de combustible en las zonas del norte controladas por Ansar Allah. Nos llegan informes de que los hospitales y las fábricas de alimentos se están quedando sin combustible”, alertó.

Sin embargo, manifestó su confianza de que el Gobierno yemení permita rápidamente la entrada de navíos para aliviar esta situación concreta.

Pese a esta delicada situación sobre el terreno informó “que existe un renovado impulso internacional” para buscar una solución pacífica al conflicto y dio la bienvenida  a lo que denominó “una renovada atención de Estados Unidos a Yemen”, tras el anuncio del 4 de febrero por parte del presidente estadounidense Joe Biden del nombramiento de un enviado especial de Estados Unidos para Yemen, Timothy Lenderking, y el fin del apoyo estadounidense a la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra los hutíes.

“El apoyo internacional para poner fin al conflicto es indispensable, y esto nos ofrece una nueva oportunidad de reabrir el espacio para una solución negociada”.

Griffiths explicó que existe una salida negociada a este conflicto, pero que como en cualquier negociación, “las partes deben saber hacia dónde se dirigen. Necesitan ver claramente cuál es el objetivo final”.