La Unión Europea ha recomendado exigir en todos los países miembro una prueba PCR negativa a los viajeros de países terceros. De esta manera, se insta a aumentar el control en los Estados miembro con una prueba 72 horas antes del desplazamiento, como mínimo.

Además, el Consejo de la Unión Europea baraja establecer un criterio único en medidas como el autoaislamiento o la cuarentena de las personas que vengan de países donde se haya detectado una mutación preocupante del coronavirus.

De esta forma, la UE entiende que se deben tener en cuenta nuevos criterios epidemiológicos para determinar en qué países se pueden levantar las restricciones de viajes no esenciales. Entre los principales puntos incluye que no existan más de 25 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días o que la tendencia de las últimas dos semanas no sea superar a los 14 días anteriores.