La oposición pide ayuda a los líderes europeos

La Unión Europea, reunida en una cumbre por videoconferencia para abordar la situación en Bielorrusia, ha rechazado la elección de Alexandr Lukashenko por considerar que carece de legitimidad democrática.

La UE ha anunciado la imposición de sanciones a Bielorrusia por la represión de las protestas. Además, se destinarán dos millones de euros para apoyar a las familias de las víctimas y un millón para la sociedad civil, como han anunciado en una rueda de prensa el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y Ursula Von der Leyen, Presidente de la Comisión Europea.

La candidata presidencial de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, llamó hoy a los líderes de la Unión Europea a no reconocer los resultados de las elecciones del pasado día 9, que según las cifras oficiales ganó el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, con el 80,1 % de los votos. “Os llamo a no reconocer estas elecciones fraudulentas. El señor Lukashenko ha perdido toda legitimidad a los ojos de nuestro pueblo y del mundo”, dijo Tijanóvskaya, actualmente exiliada en Lituania, en un vídeo difundido en Youtube.

La candidata opositora, profesora de inglés, pidió en esa lengua respaldar el “despertar de Bielorrusia” y “respetar la soberanía de Bielorrusia y la elección del pueblo bielorruso”.

Este martes, la oposición articuló un consejo coordinador para el traspaso pacífico del poder en Bielorrusia, iniciativa a la que Lukashenko, que gobierna el país con mano de hierro hace 26 años, respondió con la amenaza de disponer de suficientes medidas para “calmar a algunas cabezas calientes”. Además, en una muestra de que mantiene el control de la fuerzas armadas, el presidente bielorruso anunció inesperadamente que las tropas en la frontera occidental del país, que Bielorrusia comparte con países del bloque de la OTAN, habían sido puestas en estado de alerta.