Los Veintisiete mantienen las restricciones a los viajes no esenciales y consideran que es “urgente” que se acelere la vacunación

La implantación de un ‘certificado de vacunación’ que permita a los ciudadanos europeos viajar a determinados lugares con restricciones a causa de la pandemia será una realidad en la Unión Europea (UE) este verano, tal como han acordado los Jefes de Estado y de Gobierno este jueves después de semanas de discrepancias en torno a su utilización y del que España ha sido una firme defensora.

“El qué se puede hacer con ese certificado se tendrá que decidir en cada país. A nivel europeo, debemos utilizarlo para asegurar el funcionamiento del mercado único”, ha señalado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, quien ha marcado un periodo de tres meses para definir las condiciones técnicas de este nuevo sistema. “Los Estados miembros tendrán que avanzar rápido con la implementación si queremos tener este certificado para verano”, ha apostillado.

Aumentar la capacidad de producción de vacunas

Otra de las cuestiones a debate en el Consejo Europeo extraordinario de este jueves, que se ha celebrado de forma telemática, ha sido la necesidad de intensificar los esfuerzos para acelerar el suministro de vacunas. Lo cierto es que la Unión Europea está preocupada por los retrasos en las entregas de las vacunas, especialmente en el caso de la farmacéutica AstraZeneca. No obstante, la compañía cree que podrá ponerse al día con las entregas de vacunas a la UE en el segundo trimestre del año.