Ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Cataluña, las empresas de VTC Uber y Cabify han decidido suspender su servicio en Barcelona desde mañana viernes, 1 de febrero.

“En Uber queremos que exista una regulación. Nuestro objetivo es convertirnos en un aliado a largo plazo de las más de 600 ciudades en las que operamos. Y Barcelona no es una excepción” argumentan desde la compañía.

Pero, continúan, “para contribuir a la vida de una ciudad, necesitamos una regulación justa. En el caso de Cataluña, una regulación que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de las VTC, que hoy ven desaparecer su medio de vida y su libertad de elegir cómo se mueven por su ciudad. La obligación de esperar 15 minutos para viajar en una VTC no existe en ningún lugar de Europa y es totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda, como UberX”.

“Pero antes de irnos queremos daros las gracias”, destacan, agradeciendo también “a cada uno de los conductores que habéis sido un ejemplo de dignidad y profesionalidad, incluso en los peores momentos”. “A todos, gracias. Y a ti, Barcelona, esperamos vernos pronto. Te echaremos de menos”, finaliza el comunicado.

Por su parte, desde Uber apuntan que desde que se comenzó la tramitación de este Decreto Ley, que finalmente ha sido aprobado por la Generalitat, “la compañía ha abierto una ventana de diálogo permanente con sus socios colaboradores y, junto a ellos, ha venido analizando con gran preocupación la situación que surge como consecuencia del texto que hoy ha sido publicado en el BOC y que entrará en vigor mañana viernes 1 de febrero”.

“Tras revisar el texto, que hoy es ya oficial, la compañía concluye que esta regulación tiene como único objetivo, y por tanto también como consecuencia final, la expulsión directa de la aplicación de Cabify y de sus empresas colaboradoras de Catalunya y Barcelona”, explican.

Y anuncian que “será a través de la aplicación que Cabify informará mañana a sus usuarios de su expulsión de Catalunya, tras la entrada en vigor del Decreto Ley que la Generalitat ha aprobado en el Consejo. Así mismo, la plataforma agradece tanto a usuarios como a conductores y empresas colaboradoras su apuesta por la movilidad del futuro y por la solución que Cabify ha ofrecido durante 2 años en Catalunya y que inició su aventura en España hace ya siete años”.