La aprobación del Parlamento catalán de una declaración de independencia no ha cambiado nada y la Unión Europea sólo tratará con el Gobierno central de Madrid, dijo el viernes el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk:

“Para la UE nada cambia. España sigue siendo nuestro único interlocutor. Espero que el Gobierno español favorezca la fuerza de los argumentos, no los argumentos de la fuerza”, escribió Tusk en su cuenta de Twitter.