Luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazase con “arrasar económicamente” a Ankara si decide atacar a los kurdos tras la retirada de tropas estadounidenses de Siria, Turquía prometió este lunes continuar su lucha contra las milicias kurdas sirias aliadas de Estados Unidos, a las que considera un grupo terrorista,

Donald Trump escribió en su cuenta de Twitter: “Arrasaremos a Turquía económicamente si atacan a los kurdos”, y a continuación, en otro mensaje, advirtió que “del mismo modo, no quiero que los kurdos provoquen a Turquía”.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una mesa redonda celebrada en Abu Dabi con periodistas que le acompañan en su gira por Oriente Medio, reconoció el domingo que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tiene “derecho” a “defender a su país de los terroristas” y recalcó que las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG) “no son terroristas” y “merecen ser protegidos”.

Sin embargo, el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, ha insistido este lunes en que “no hay ninguna diferencia” entre las YPG y el EI, y por tanto Turquía  “continuarán luchando contra ambos”. “El presidente Trump no puede contar con terroristas entre sus aliados y socios”, ha añadido.

El vocero presidencial turco, Ibrahim Kalin, dijo en Twitter que “no hay diferencia” entre el yihadista Estado Islámico (EI) y las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG). “Seguiremos luchando contra todos ellos”, sentenció.