Trump destacó que está comprometido a cerrar un pacto de libre comercio bilateral “dos o tres veces mayor” de lo que ambos países tienen en este momento después del “brexit”, en una rueda de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May.

Theresa May aseguró que ella y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aspiran a lograr “un ambicioso acuerdo comercial” tras la salida británica de la Unión Europea.

Por su parte, el presidente coincidió en que ese eventual pacto “tiene un tremendo potencial”, será “fenomenal” y puede ampliar “dos o tres veces” el intercambio comercial que actualmente mantienen los dos territorios, valorado en 240.000 millones de dólares en 2018.

Ante las críticas que este posible acuerdo suscita en el Reino Unido, en especial la posible entrada de EE. UU. en el sector sanitario británico, la líder conservadora puntualizó que dicho tratado “ha de ser acordado” por las dos partes.