La designación como “organización terrorista extranjera” forma parte del esfuerzo por aumentar la presión internacional sobre el país y es un paso sin precedentes contra una entidad gubernamental extranjera.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes haber designado como grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria iraní, en la primera vez que Washington toma esa drástica medida contra los militares de otro país. Trump explica en un comunicado que la medida “reconoce la realidad” de que Irán es un estado que patrocina el terrorismo y que la Guardia es un participante activo.

La Guardia Revolucionaria iraní, creada después del triunfo de la Revolución Islámica de 1979 para proteger el nuevo sistema teocrático, es la organización militar más poderosa de Irán y controla amplios sectores económicos del país.