Al menos 2.342 niños inmigrantes han sido separados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según datos oficiales

 – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado una orden ejecutiva para detener la separación de los niños inmigrantes de sus padres cuando éstos son detenidos en la frontera sur del país, una política que ha generado críticas en todo el mundo.

Una fuente de la Casa Blanca confirmó a Efe que Trump rubricó un documento que permitirá que los niños que cruzan la frontera sur junto a sus padres indocumentados se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo dilatado.

La cadena de televisión Fox News informó de que Trump está considerando una orden que permitiría que los niños se queden con sus padres en centros de detención durante un plazo de tiempo dilatado.

Eso podría contravenir un acuerdo, conocido como “Flores”, al que llegó el Gobierno de Estados Unidos con dos organizaciones humanitarias en 1997 y que establece que los menores detenidos en la frontera solo pueden ser privados de libertad durante 20 días.

El Gobierno del expresidente Barack Obama (2009-2017) incumplió ese acuerdo cuando se produjo en 2014 una llegada masiva de menores procedentes de Centroamérica.

En ese contexto, en 2016, un juez federal falló contra las políticas que había puesto en práctica el Ejecutivo de Obama y estableció que el límite de 20 días de detención también debía aplicarse a los niños que viajaban acompañados de sus padres, es decir, a familias con menores.