Bolton ha sido una de las más controvertidas figuras del Gobierno de Trump, quien despidió a su asesor por “fuertes desacuerdos” con “muchas de sus sugerencias”, según afirmó en su cuenta de Twitter.