“Creo que sería muy difícil lograr un acuerdo si hay violencia, quiero decir, si hay otro caso como el de la plaza Tiananmen” de Beijing, dijo Trump a la prensa. De esta forma, el mandatario estadounidense advirtió al gobierno de China con respecto a la reacción que este pueda adoptar frente a las protestas prodemocracia que mantienen a Hong Kong en medio de una crisis política.