El presidente estadounidense ha cancelado este viernes el viaje previsto de la delegación de Estados Unidos al Foro Económico Mundial de Davos, una semana después de anunciar que él no asistiría a la cita si proseguía la crisis política que ha provocado en su país el cierre parcial de la Administración federal.