El presidente de EE UU, Donald Trump, ha informado este jueves de que un barco de la marina estadounidense ha destruido un dron iraní en el estrecho de Ormuz. El mandatario ha explicado que el avión no tripulado se situaba a menos de un kilómetro  del buque de guerra USS Boxer y que ignoró los “múltiples” llamamientos a que se retirara del área, pero este siguió avanzando hasta estar “muy cerca”. Las autoridades iraníes han negado haber perdido ningún dron.

Hace cinco semanas, Teherán derribó un dron de EE. UU., denunciando que había entrado en su espacio aéreo en misión de espionaje, algo que rápidamente desmintió Washington. El episodio estuvo a punto de ser el inicio de un ataque aéreo de represalia, pero Trump canceló la misión porque iba a costar 150 vidas y, según indicó, le parecía “desproporcionado”.