El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que ha ordenado un “incremento sustancial” de las sanciones contra Irán, tres días después de los ataques contra instalaciones petrolíferas en Arabia Saudí.

Trump no ha dado más detalles sobre las sanciones adicionales y el Departamento del Tesoro tampoco ha informado sobre esas medidas, aunque se espera que lo haga en las próximas horas.

El presidente ha enviado al secretario de Estado, Mike Pompeo, a Arabia Saudí para coordinar la respuesta de su país a los ataques con drones contra las refinerías saudíes, que algunas fuentes vinculan a Irán, pese a que todavía se desconocen los resultados de la investigación saudí-estadounidense.