Se trata del mayor golpe dado por Estados Unidos en el conflicto comercial con el país asiático, dado que aproximadamente la mitad de las importaciones chinas se verá afectada por la medida

– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que impondrá aranceles aduaneros especiales para importaciones chinas por un valor de unos 200.000 millones de dólares a partir del 24 de septiembre. En un comunicado difundido por la Casa Blanca el mandatario agregó que esos gravámenes aumentarán al 25% a partir del 1 de enero. Trump amenazó con aranceles adicionales si China adopta represalias.

Anteriormente, Washington había impuesto aranceles a importaciones chinas por valor de 50.000 millones de dólares. La decisión afecta especialmente a electrodomésticos, electrónica del entretenimiento y juguetes. Los importadores en Estados Unidos temen que esto conlleve un encarecimiento a gran escala de productos en el país.