El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado la movilización “miles de soldados fuertemente armados” y de agentes de policía en Washington, D.C., en respuesta a las protestas por la muerte del ciudadano negro George Floyd por manos de un policía blanco, que han acabado en violentos disturbios en todo el país.

“No son actos de protesta pacífica, son actos de terrorismo doméstico”, ha afirmado el mandatario en un discurso desde la Casa Blanca.

Trump ha asegurado que dispondrá de “todos los recursos federales, civiles y militares disponibles para detener los disturbios y los saqueos”, así como “para proteger los derechos de los estadounidenses que respetan la ley”.