El presidente de EEUU, Donald Trump, agradeció al líder norcoreano, Kim Jong-un, la entrega de restos de soldados estadounidenses muertos en la Guerra de Corea (1950-1953).

“Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias Kim Jong-un”, tuiteó Trump, para quien el gesto de Kim supone un triunfo diplomático al tratarse de uno de los puntos acordados en la histórica reunión de ambos mandatarios del pasado 12 junio.

La Casa Blanca ha explicado en un comunicado que un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EE.UU. con miembros del Comando de Naciones Unidas para Corea a bordo ha recogido los restos en Wonsan (Corea del Norte).

El avión puso después rumbo a la base aérea de Osan, en Corea del Sur, donde ha aterrizado antes del mediodía hora local.

En Osan, Estados Unidos celebrará una ceremonia oficial de repatriación el próximo 1 de agosto, ha dicho la Casa Blanca.