Los fiscales holandeses consideran que los tres sospechosos rusos y el cuarto, ucraniano, no fueron los autores materiales del lanzamiento del misil que derribó el avión del vuelo MH17. Pero creen que estuvieron involucrados en ponerlo a disposición de quienes lo hicieron.

El Equipo de Investigación Conjunta (JIT) responsabilizó este miércoles a tres funcionarios rusos y a un ucraniano por estar involucrados en el derribo del avión de Malaysia Airlines MH17 en el este de Ucrania en 2014. Los cuatro serán juzgados en los Países Bajos a partir de marzo de 2020.

En una rueda de prensa en la ciudad holandesa de Nieuwegein, el fiscal jefe holandés, Fred Westerbeke, y el de la Policía, Wilbert Paulissen, anunciaron que se emitirán órdenes de arresto internacional para los rusos Sergey Dubinsky, Oleg Pulatov e Igor Girkin, y el ucraniano Leonid Chartsjenko.

Los sospechosos serán procesados por el “asesinato” de los 298 pasajeros del vuelo, aunque la justicia tendrá en cuenta tanto el contexto de conflicto civil en el que se produjo el derribo como el hecho de que los acusados “hayan podido querer derribar” un avión militar y no de pasajeros.